Protocolo De Montreal Relativo A Las Sustancias Que Agotan La Capa De Ozono

A los efectos de los párrafos 1 y 2, ningún instrumento de esa índole depositado por una organización de integración económica regional se contará como adicional a los depositados por los Estados miembros de esa organización. En caso de que para esa fecha no se haya cumplido esta condición, la Enmienda entrará en vigor al nonagésimo día posterior a la fecha en que se haya cumplido. Sirviéndose de los conocimientos científicos e información tecnológica más avanzados, las medidas establecidas en el Protocolo de Montreal se estructuraron según la naturaleza y características de diversos grupos de sustancias destructoras del ozono. Dichos grupos de sustancias químicas fueron clasificadas y enumeradas en los anexos del texto redactado por el Protocolo de Montreal. De esta forma, se exigía el management de la producción y consumo de casi 100 sustancias químicas, para cuya eliminación gradual, este protocolo establecía un calendario concreto. El principal objetivo del Protocolo de Montreal, como ya hemos indicado antes, es la protección de la capa de ozono.

protocolo de montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono

Al 1 de enero de 1990, toda Parte prohibirá la importación de las sustancias controladas que figuran en el anexo A procedente de cualquier Estado que no sea Parte en el presente Protocolo. El presente Protocolo estará abierto a la firma de los Estados y organizaciones de integración económica regional en Montreal, el 16 de septiembre 1987, en Ottawa, del 17 de septiembre de 1987 al 16 de enero de 1988, y en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, del 17 de enero de 1988 al 15 de septiembre de 1988. Enmienda al protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono . “Colección de tratados de las Naciones Unidas. Capítulo XXVII 2.a Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono” . Treaties.un.org .

Datos Bibliográficos

A día de hoy, un whole de 196 países han firmado el tratado, que es visto por la comunidad internacional como el Tratado Internacional de Medio Ambiente con más éxito en la consecución de sus objetivos. El Convenio tenía como objetivo basic, impulsar la investigación, fomentar la cooperación entre los países y facilitar el intercambio de información. El Convenio de Viena sentó un importante precedente, ya que por primera vez las naciones acordaron hacer frente a un problema medioambiental international, antes incluso de que se comprobasen científicamente sus impactos. A raíz del descubrimiento del agotamiento de la capa de ozono, en 1985 se pone en marcha el Convenio de Viena. Las naciones acordaron adoptar medidas apropiadas para proteger la salud humana y el medio ambiente contra los efectos adversos de su destrucción. Página de inicio de información sobre la protección de la capa de ozono de la EPA de EE.

Las Partes examinarán, en 1992, la viabilidad de un plan de reducciones más rápido que el establecido en el presente artículo. C) Preparar y distribuir periódicamente a las Partes informes en la información recibida de conformidad con los artículos 7 y 9. Las reuniones ordinarias subsiguientes de las Partes se celebrarán, a menos que éstas decidan otra cosa, conjuntamente con las reuniones de la Conferencia de las Partes en el Convenio. Las Partes podrán celebrar reuniones extraordinarias cuando en una de sus reuniones lo estimen necesario, o cuando cualquiera de las Partes lo solicite por escrito, siempre que, dentro de los seis meses siguientes a la fecha que la solicitud les sea comunicada por la Secretaría, un tercio, como mínimo, de las Partes apoye esa solicitud. Artículo 6. Evaluación y examen de las medidas de control.

Átomo. Rowland y Molina propusieron entonces que se podría esperar que estos átomos de cloro provoquen la descomposición de grandes cantidades de ozono en la estratosfera. Su argumento se basó en una analogía con el trabajo contemporáneo de Paul J. Crutzen y Harold Johnston, que había demostrado que el óxido nítrico podría catalizar la destrucción del ozono.

Emisiones

C) Consumo, sumando sus niveles calculados de producción y de importaciones y restando su nivel calculado de exportaciones, según se decide de conformidad con los incisos a) y b). No obstante, a partir del 1 de enero de 1993, las exportaciones de sustancias controladas a los Estados que no sean Partes no se restarán al calcular el nivel de consumo de la Parte exportadora. Cuando los expertos comenzaron a explorar las medidas a adoptar, un grupo de investigación británico dirigido por el Dr. Joe Farman, publicó un artículo en la revista Nature, en mayo de 1985, acerca del agotamiento de la capa de ozono en el área de la Antártida. La destrucción de la capa de ozono fue más tarde confirmada mediante observaciones de satélites que mostraron por primera vez la gravedad del problema. Es curioso que donde primero se notó el efecto de los compuestos destructores de la capa de ozono fuera justamente en la parte del mundo donde prácticamente no había ninguna emisión de los mismos.

Toda Parte que opere al amparo del párrafo 1 de este artículo podrá, en cualquier momento, notificar por escrito a la Secretaría que, a pesar de haber adoptado todas las medidas factibles, no está en condiciones de cumplir alguna o la totalidad de las obligaciones establecidas en los artículos 2A a 2E, como consecuencia del cumplimiento inadecuado de los artículos 10 y 10.A. La Secretaría transmitirá sin dilación la notificación a las Partes, que examinarán la cuestión en su siguiente reunión, tomando debidamente en cuenta lo dispuesto en el párrafo 5 del presente artículo y decidirán qué medidas corresponde adoptar. A partir del 1 de enero de 1993, ninguna Parte que opere al amparo del párrafo 1 del artículo 5 podrá exportar sustancias controladas a los Estados que no sean Partes en el presente Protocolo. En el plazo de un año, a contar de la entrada en vigor del presente Protocolo, cada Parte prohibirá la importación de sustancias controladas procedente de cualquier Estado que no sea Parte en él. El Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono fue diseñado para reducir la producción y consumo de sustancias que agotan la capa de ozono reduciendo su abundancia en la atmosfera protegiendo así la frágil capa de ozono de nuestro planeta.

Protocolo De Montreal: Qué Es, Países Participantes Y Objetivos

Xu, Yangyang; Zaelke, Durwood; Velders, Guus JM; Ramanathan, V . El papel de los HFC en la mitigación del cambio climático del siglo XXI . 13 .

protocolo de montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono

En efecto, el ser humano lleva emitiendo a la atmósfera desde los años 30 del siglo XX diversas familias de compuestos caracterizados por tener en sus moléculas átomos de cloro y/o de bromo . Muchos de estos compuestos son inertes en la baja atmósfera, pero al llegar a la estratosfera, la radiación ultravioleta del sol los fotoliza , liberando átomos de Cl y/o Br, que incrementan enormemente la eficacia de los procesos de destrucción del ozono, lo que provoca el desequilibrio mencionado en el párrafo anterior, y la destrucción de la capa de ozono. Todos hemos oído hablar de los CFC, identificados como los primeros culpables de esta destrucción, pero hay varios tipos más de tales sustancias, como los halones, HCFC, ciertos hidrocarburos halogenados, como el bromuro de metilo , and so forth.

El Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono, también conocido simplemente como Protocolo de Montreal , es un tratado internacional diseñado para proteger la capa de ozono eliminando gradualmente la producción de numerosas sustancias responsables del agotamiento del ozono . Abierto a la firma el 16 de septiembre de , se hizo de conformidad con el Convenio de Viena de 1985 para la protección de la capa de ozono , que estableció el marco para la cooperación internacional para abordar el agotamiento del ozono. El Protocolo de Montreal entró en vigor el 1 de enero de 1989 y desde entonces ha sido objeto de nueve revisiones en 1990 , 1991 , 1992 , 1993 , 1995 , 1997 , 1998 , y 2016 .

Protocolo De Montreal

(Varios otros científicos, incluidos Ralph Cicerone , Richard Stolarski, Michael McElroy y Steven Wofsy habían propuesto de forma independiente que el cloro podría catalizar la pérdida de ozono, pero ninguno se había dado cuenta de que los CFC eran una fuente potencialmente importante de cloro). Crutzen, Molina y Rowland fueron premiados el Premio Nobel de Química de 1995 por su trabajo sobre este problema. G) Evaluar, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6, las medidas de management previstas en el artículo 2.