Picazón en las manos y pies

Author

Categories

Share

Picazón en las manos y pies

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y el más sacrificado, encargado de cubrir las áreas más sensibles de nuestra constitución física ante todos los agentes contaminantes del medio ambiente.

Sin embargo, más allá de su importancia, y por tratarse de un órgano visible, los cuidados y atención que se le prestan suelen estar más orientados a perseguir fines puramente estéticos que de salud en sí.

Esta práctica no necesariamente constituye un error; el problema se da cuando tomamos el control inescrupuloso de estos y, además, nos enfocamos solo en las áreas más expuestas y descuidamos otras.

Picazón en las manos y pies

Picazon en las manos y pies

Zonas sensibles

Dadas sus características, la piel en función de cubrir y proteger la constitución interna del cuerpo es también la gran sacrificada que, en efecto, debería ser fuerte e inmune hacia estos agentes externos.

Pero no es así, de hecho, es el único órgano de regeneración constante y casi ilimitada para la sustitución de áreas que hayan sufrido alguna lesión irreversible que deje marcas o conductos de infecciones.

  • Manos

Bajo esa línea, las manos son una de las partes más vulnerables ante la versatilidad de uso que les damos y el contacto directo con todo lo que tocamos y las bacterias en cada superficie.

  • Pies

Así mismo, los pies que por su parte suelen estar cubiertos también pueden sufrir consecuencias de esta práctica, al generar una sudoración irregular para otras áreas y concentrarse.

Ambos casos representan las condiciones idóneas para desarrollar algún tipo de alergia o producción de hongos y otras infecciones o enfermedades (tungiasis, pie de atleta, etc.).

La recomendación de respuesta de atención para estas áreas es monitorear el aspecto (marcas, ronchas) y sensaciones (comezón, ardor), y si persiste consultar a su dermatólogo.

Importancia de la piel

Una de las cualidades más destacadas del sistema inmunológico del cuerpo humano es la manifestación de síntomas para alertarnos con respecto a algún desorden en el funcionamiento de un órgano o proceso regular.

En este sentido, la piel rara vez es un órgano afectado en estos casos. Por otra parte, si presenta anomalías puede ser un elemento clave para determinar que exista una enfermedad que requiera atención médica inmediata.

Cuando esto sucede, suele tratarse de enfermedades cuyo desarrollo sistemático producirá trastornos evolutivos que se pueden caracterizar más rápido por medio de la piel: irritación, comezón, enrojecimiento, entre otros.

Algunas de las enfermedades pueden ser de origen hematológico, endocrinólogo o biliar, así como infecciones (virus), neuropatías e inclusive un tipo de cáncer, respuesta adversa al tratamiento o consecuencias del VIH.

Enfermedades psicológicas

También llamado prurito psicógeno, es un tipo de picazón que se manifiesta en áreas comunes de la piel como una reacción de origen mental o emocional que por una enfermedad física.

Algunos ejemplos comunes son los trastornos bipolares o de personalidad múltiple, obsesiva compulsiva, depresión o ansiedad, desórdenes alimenticios e incluso alcoholismo o drogadicción.

Consulta al dermatólogo

Ninguno de estos supone un cambio en la primera opción a consultar: el dermatólogo. Cualquier enfermedad o reacción anormal de la piel debe estudiarse por el especialista para determinar su origen.

De él se derivarán los tratamientos adecuados si se tratase de un problema puramente dermatológico o la referencia al especialista que se dedique al área que se sospeche como la directa involucrada.

Mejora siempre tu salud, un saludo.

Author

Share