¿Qué frutas y verduras crudas son buenas para niños y bebés?

Author

Categories

Share


Cuando vea los beneficios de los alimentos crudos, querrá compartir esta dieta con toda su familia. ¿Sabe qué alimentos crudos son buenos para usted, pero qué frutas y verduras crudas son buenos para los niños y los bebés? Debe esperar hasta que su bebé tenga 12 meses antes de comenzar con frutas y verduras crudas, pero hay muchas opciones que lo ayudarán a crecer y mantenerse saludable una vez que hayan terminado.

Fruta

Manzanas

La primera fruta cruda en la que pensarán la mayoría de los padres es la manzana, y por una buena razón.

Con tantas variedades de manzanas para elegir, seguramente habrá un sabor que le encantará a su hijo. También hay numerosos beneficios para la salud que se pueden obtener de las manzanas. Tienen un alto contenido de pectina, una fibra dietética que puede ayudar a estimular las bacterias buenas en el intestino de su hijo mientras combate las bacterias malas. Las manzanas también tienen un alto contenido de boro y vitamina C. El boro es un mineral que ayuda a que los huesos y los dientes se mantengan fuertes, y una manzana puede proporcionar una cuarta parte de las necesidades diarias de vitamina C de su hijo. Puede servir manzanas crudas de diversas formas, incluidas rodajas, tiras, trozos del tamaño de un bocado y más.

Aguacates

Los aguacates son ricos en grasas saludables que son beneficiosas para bebés y niños pequeños. También tienen el mayor contenido de proteínas de frutas por porción. Sírvelo en cubos o rebanadas para bebés mayores y niños pequeños o sírvelo como un puré que incluso los bebés más pequeños pueden disfrutar.

Plátanos

Los plátanos están llenos de carbohidratos, fibra, vitamina B6, vitamina C y potasio. Los carbohidratos proporcionan energía duradera, mientras que la fibra ayuda a mantener un tracto digestivo saludable. No solo son deliciosos, su cáscara también los convierte en un bocadillo portátil que se puede guardar en cualquier bolsa hasta que su hijo tenga hambre. Puede picar bananas para que las coman los bebés mayores y los niños, pero asegúrese de triturar bien las bananas maduras para los bebés más pequeños.

Arándanos

Los arándanos son una gran fuente de vitamina B6, vitamina C, vitamina K, manganeso y fibra, así como muchos antioxidantes. Cuando sirva arándanos a los bebés, asegúrese de cortarlos en trozos más pequeños para evitar el peligro de asfixia.

Cerezas

Las cerezas están llenas de vitamina C, hierro, calcio, potasio, fibra, betacaroteno y antocianinas. Las antocianinas son un antioxidante que se cree que protege el cerebro. Por lo general, es una buena idea dárselas a su bebé, hervidas y trituradas en puré, pero los niños mayores pueden disfrutar de las cerezas crudas.

Naranjas

Las naranjas son increíblemente ricas en vitamina C, y solo una naranja puede proporcionar el requerimiento de vitamina C durante dos días. Las naranjas también son una fuente de fibra y betacaroteno, lo que las convierte en una excelente opción para todos. Sus jugos son beneficiosos para los niños de todas las edades, pero solo debes dar naranjas a los niños pequeños y a los niños.

Melocotones

Los duraznos son una rica fuente de vitamina C y fibra dietética, así como una pequeña cantidad de muchas otras vitaminas y minerales, incluido el potasio y el antioxidante betacaroteno. Asegúrese de cortarlos en trozos pequeños para los niños pequeños, pero los niños mayores pueden comerlos tal cual.

Fresas

La vitamina C es una parte importante de cualquier dieta y las fresas contienen más vitamina C por porción que las naranjas. Asegúrese de cortar los tallos antes de servirlos a niños y bebés.

Vegetales

Pimenton

Los pimientos morrones son una gran fuente de vitamina A, vitamina B6 y vitamina C, lo que le proporciona a su hijo muchos estimulantes útiles para el desarrollo. Estos se pueden comer en trozos, rodajas o trozos en cubitos para niños mayores.

Brócoli

El brócoli contiene altas cantidades de vitamina C, betacaroteno, ácido fólico, potasio, fibra y hierro, y sirve como una gran fuente de una variedad de beneficios para la salud. Será demasiado difícil para los bebés disfrutarlos crudos, pero los niños pueden comer brócoli crudo para obtener una serie de beneficios.

Raíces

Las zanahorias, ricas en betacaroteno, son una adición increíblemente saludable a la dieta de cualquier persona. El betacaroteno de las zanahorias se convierte en vitamina A para desempeñar un papel en su crecimiento y visión saludable. Las zanahorias deben hervirse y triturarse para los bebés pequeños, pero una vez que tienen sus muelas, pueden comenzar a disfrutar de trozos pequeños del tamaño de un bocado.

Chícharos

Los guisantes son ricos en vitamina K. Esta vitamina trabaja con el calcio para promover el desarrollo óseo saludable en los niños. Los guisantes enteros pueden representar un peligro de asfixia, así que tenga cuidado de no dárselos a niños menores de 3 años.

Batata

Las batatas pueden proporcionar a su hijo muchas vitaminas y minerales. En estas sabrosas verduras se pueden encontrar potasio, vitamina C, fibra y betacaroteno. El betacaroteno es un antioxidante que puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, haciendo que las batatas sean aún más atractivas. Los bebés mayores y los niños pueden comer este superalimento crudo, pero asegúrese de cocinarlo y hacer puré para los bebés pequeños.

Estas son solo algunas de las frutas y verduras crudas que sus bebés y niños pueden disfrutar. Asegúrese de encontrar recetas que permitan que incluso los comensales más exigentes disfruten de su dieta de alimentos crudos y experimente con otras opciones para encontrar los alimentos que les encantarán a sus hijos.

Author

Share