10 razones por las que debes contar tus bendiciones para aumentar la positividad «

Author

Categories

Share


Una antigua tradición sugiere que todos deben contar al menos cien bendiciones al día. Este es un buen consejo porque hay muchos beneficios.

¿Alguna vez has conocido a una persona que irradia positividad? Atraen a personas de todo el mundo con su naturaleza alegre y disposición amistosa. Tú también puedes ser como esa persona que tanto admiras. ¿Qué se necesita? Debes eliminar la negatividad de tu vida e introducir pensamientos más positivos.

Para lograrlo, puedes empezar haciendo un inventario de todas las razones por las que deberías estar más agradecido cada día.

Exploremos diez razones por las que debería contar sus bendiciones todos los días.

1 – Las personas positivas tienen una perspectiva más feliz de la vida.

Cuando cuentas tus bendiciones, tienes una perspectiva más feliz de tu vida. Estás más agradecido por lo que tienes y por quienes te rodean. Los investigadores sugieren que estar agradecido cambia tu cerebro para mejor. Aumenta tu felicidad y te convierte en una persona más positiva.

encontrar su felicidad
Aprenda consejos sobre cómo superar el pesimismo y convertirse en una persona más feliz.

A continuación, presentamos algunos consejos sencillos para aumentar sus sentimientos de gratitud:

Lleva un diario de gratitud.

Escriba todo lo que agradece todos los días. Mire hacia atrás en sus listas cada vez que se sienta deprimido o tenga dificultades para estar agradecido.

Practica la gratitud

Establezca la meta de estar agradecido en el trabajo, la escuela o el hogar. Haz un esfuerzo por sonreír y agradecer a las personas que te rodean. Te sorprenderá el impacto positivo que tiene en ellos y en ti.

Envíe un mensaje de gratitud: envíe a alguien de su familia o amigos un correo electrónico, un mensaje de texto o una carta diciéndoles cuánto los aprecia. Agradézcales por la forma en que impactaron su vida.

2 – Te sentirás menos estresado

Contar tus bendiciones te hace sentir menos estresado. No es que no tengas problemas en la vida, pero eres capaz de recuperarte de las dificultades porque tu punto de vista es optimista y positivo. Puede rebotar rápidamente cuando los tiempos son difíciles. El estrés tiene muchos efectos secundarios negativos en la mente y el cuerpo. Éstos son solo algunos.

  • El estrés desdibuja tu perspectiva de la vida porque ves todo a través del lente de tu estrés. Las pequeñas cosas parecen mucho más significativas de lo habitual. El estrés oscurece todo en tu vida.
  • El estrés arruina tus relaciones. No quieres estar con gente, y cuando lo estás, estás distraído o eres cínico.
  • El estrés te hace subir de peso porque estás comiendo para aliviar el peso que sientes.
  • El estrés te hace parecer mayor. El estrés causa preocupación, que se manifiesta en el rostro. Te sientes agotado y sin motivación para cuidarte.
  • El estrés debilita su sistema inmunológico, por lo que es más propenso a las enfermedades.

3 – La positividad podría significar que vivirá más

Las personas alegres y positivas se preocupan menos, se sienten menos estresadas y, en general, se sienten más optimistas acerca de la vida. Un estudio encontró que las personas que tienen confianza en sí mismas viven más que la mayoría de las personas, hasta 85 años o más. Envejecen de manera saludable porque tienden a cuidarse mejor con ejercicio y una buena nutrición. Se sienten optimistas sobre su futuro, por lo que viven la vida al máximo.

4 – Las mejores amistades provienen de una perspectiva más positiva

A nadie le gusta pasar su tiempo con un pesimista que derriba a todos con sus opiniones negativas. Las personas negativas esperan lo peor y nada está bien en su vida. Contar tus bendiciones te hace una persona más feliz. A la gente le gusta estar contigo porque no estás triste. Puedes reír y divertirte con tus amigos porque estás lleno de esperanza por tu experiencia y quieres disfrutar de tus amistades.

5 – Duerme mejor cuando cuentas tus bendiciones

Estar agradecido es un efecto secundario de contar nuestras bendiciones. Las personas agradecidas se preocupan menos y, como resultado, duermen mejor durante más tiempo. Los investigadores sugieren que anote varias cosas por las que se sienta agradecido en la vida todas las noches. Dicen que las cosas que ha escrito llenan su mente de pensamientos positivos, haciéndolo sentir menos agobiado y capaz de conciliar el sueño y dormir bien por la noche.

Puede que sea necesario un par de intentos, pero vale la pena intentarlo. Además, siempre es una buena idea apagar su teléfono celular, computadora o televisión una hora antes de acostarse, para que su mente y cuerpo puedan relajarse. También es útil alejarse de la pantalla azul porque afectan la función cerebral y no puede conciliar el sueño.

6 – Los pensamientos positivos surgen de la positividad

Contar tus bendiciones afecta tu forma de pensar, por lo que tus pensamientos se concentran en aquello por lo que estás agradecido en lugar de en lo que está mal, bien. Incluso si te encuentras en situaciones difíciles en tu vida, la positividad te ayuda a sentir que puedes superarlas. Aumente su confianza para que pueda superar incluso las situaciones más difíciles. Pensar en cosas malas que pueden suceder solo lo deprime y lo hace sentir deprimido.

7 – Cuando cuentas tus bendiciones, te sientes más tranquilo

La tranquilidad y la felicidad son dos efectos secundarios sorprendentes de contar tus bendiciones. Sentirse en paz le da una perspectiva positiva de la vida. De hecho, verás con el tiempo cómo la taza estará medio llena en lugar de medio vacía. Una mente tranquila te hace sentir tranquilo y calmado. Podrás resolver problemas encontrando formas creativas de hacer las cosas porque tu cerebro no estará abrumado por tus cargas y miedos. La paz es un tesoro precioso para tener en las buenas y en las malas. La vida de nadie es perfecta, pero siempre hay algo bueno que encontrar.

8 – Las personas positivas sienten más esperanza para el futuro

El simple hecho de contar tus bendiciones aumenta tu esperanza. Las personas esperanzadas están agradecidas y felices. Sienten un propósito y están dispuestos a ayudar a los demás. Su paz y positividad se muestran en su vida. Probablemente haya leído acerca de una persona mayor que continúa trabajando bien en años posteriores. A menudo son personas muy seguras de sí mismas que ven bien en los demás y en la vida. La esperanza es contagiosa. Cuando estás cerca de alguien que es optimista sobre el futuro, también te inspira a tener confianza.

9 – Disfruta de un estilo de vida más saludable

Cuando cuentas tus bendiciones, el acto te hace sentir agradecido y optimista. Un estudio sugiere que los optimistas son menos propensos a desarrollar enfermedades coronarias que los pesimistas. También son menos propensos a tener presión arterial alta. Además, una actitud de agradecimiento te ayuda a querer ser más activo físicamente y estar más saludable. La gratitud mejora tu actitud. Los médicos dicen que el optimismo te da más flexibilidad y la capacidad de adaptarte a situaciones cambiantes porque puedes pensar en los problemas.

10 – Aumentarás tu capacidad de afrontamiento

Ser consciente de tus bendiciones no significa que ignores las cosas difíciles de tu vida, pero ves los problemas como oportunidades que superar. Te ves a ti mismo como capaz de pasar. Tienes fuerza emocional. Los estudios han encontrado que los optimistas tienen más éxito al lidiar con situaciones malas que los pesimistas, incluso si eso significa que sus objetivos de vida se ven interrumpidos.

¿Cómo puedes contar tus bendiciones?

A menudo es útil anotar sus bendiciones. Ver la lista es un recordatorio tangible de todas las cosas por las que debes estar agradecido. Aquí hay una lista de diez simples bendiciones para comenzar.

  1. Comida
  2. Ropa
  3. Un lugar para vivir
  4. Tu vecindario
  5. Tu carro
  6. Tu patio trasero
  7. Tu ciudad
  8. Tu familia
  9. Tus amigos
  10. Tu trabajo

¿Qué te impide contar tus bendiciones?

Es sorprendente que no todos cuenten sus bendiciones. Pero sucede. Incluso si lo sabe, puede hacer que se sienta más saludable y feliz. A veces simplemente no te apetece. ¿Qué puedes hacer?

  • Mira una película triste, así es. Por alguna razón, una película trágica tiende a hacerte sentir más feliz que una película feliz. Entonces, pruébalo.
  • Piensa en tus peores momentos: recordar los momentos más difíciles de tu vida puede ayudarte a tener una perspectiva del presente.
  • Piense en la muerte: no es un pensamiento feliz, pero la muerte es inevitable. Piense en cómo quiere vivir ahora, para no arrepentirse más tarde.

Reflexiones finales sobre cómo se beneficiará al contar sus bendiciones

Contar tus bendiciones no es difícil, pero puede cambiar tu vida. Cuando haga un seguimiento de todas las cosas buenas de la vida, será más optimista. El optimismo te hace sentir más positivo sobre tu experiencia y confiado en tu futuro. Tener confianza y agradecimiento va de la mano. Te hacen más saludable, te permiten ser más feliz y aumentar tu positividad. Estas actitudes pueden incluso cambiar tu cerebro. Es poderoso. Entonces, ¿por qué no empezar a contar sus bendiciones hoy? Quién sabe, incluso podrías llegar a cien bendiciones.

Author

Share