5 maneras en que el camino óctuple del budismo puede mejorar tu vida »

Author

Categories

Share


Una de las enseñanzas del Buda incluyó el octavo camino del budismo, que sirve como guía para aquellos que siguen la religión. Sin embargo, independientemente de sus creencias espirituales, estas enseñanzas pueden ayudarlo a mejorar su vida de muchas maneras. El octavo camino incluye ocho principios que ayudan al hombre a encontrar el camino intermedio en todas las circunstancias y evitar los extremos o dualidades de la existencia.

El octavo camino incluye estas pautas: comprensión correcta, intención correcta, palabra correcta, acción correcta, sustento correcto, esfuerzo correcto, conciencia correcta y concentración correcta. Si se siguen correctamente, estos códigos morales ofrecen a la humanidad un estilo de vida equilibrado, que crea paz y armonía dentro de sí mismos. A continuación, analizaremos algo de la historia de Buda y sus enseñanzas y hablaremos más profundamente sobre el octavo camino.

La primera vida de Buda.

Considerado uno de los líderes espirituales más influyentes de la historia, Siddhartha Gautama, también conocido como Buda, creció en la actual Lumbini, Nepal, entre los siglos VI y IV antes de Cristo. Viajó por Nepal y la India, compartiendo sus enseñanzas sobre la paz interior y el camino hacia la iluminación. Buda significa «el iluminado» o «el que está despierto».

Creció en un palacio, criado en una familia aristocrática y rica del clan Shakya. Su padre quería proteger a su hijo de todos los horrores y sufrimientos de la existencia humana, por lo que protegió a su hijo dentro de los muros del palacio. Sin embargo, los primeros relatos de la vida de Buda sugieren que se desilusionó por su educación y anhelaba algo más que riqueza y convertirse en rey. Un día, la curiosidad de Buda se apoderó de él y se dispuso a explorar el mundo fuera del palacio.

Lo que vio lo sorprendió. Salió del palacio con un auriga y se encontró con un anciano por primera vez. Su compañero tuvo que explicarle que todas las personas envejecen y mueren eventualmente. Más tarde, Buda hizo viajes más largos fuera del palacio donde se encontró con un hombre con una enfermedad, un cadáver en descomposición y un asceta (una persona que renuncia a los lujos y practica un discípulo serio). El asceta lo inspiró a seguir buscando la verdad espiritual y comprender cómo vencer el sufrimiento humano.

Después de ver todo esto, Buda decidió abandonar el palacio y promete convertirse en un rey para descubrir cómo superar el dolor del ser humano. Quería entender cómo evitar el ciclo infinito de renacimiento, o samsara, que proviene de los deseos incumplidos.

Alcanzar el nirvana a través del budismo

Algunos relatos de la vida de Buda afirman que meditó debajo del árbol durante siete días. Durante este tiempo, el Señor del reino del deseo, Mara, visitó a Buda e intentó evitar que alcanzara la iluminación. Presumiblemente, Mara envió a sus hijas para seducir a Buda, desató ejércitos de monstruos sobre él e intentó afirmar su superioridad. Sin embargo, Buda no permitió que estas distracciones le impidieran alcanzar su objetivo.

Le pidió ayuda a la diosa terrenal, pidiéndole que testificara de su superioridad e iluminación. Buda conquistó los deseos que Mara había puesto en su mente y logró el nirvana. Ya no tuvo que reencarnarse en la Tierra debido a deseos incumplidos, extinguiendo las llamas del karma pasado, presente y futuro.

Las enseñanzas de Buda

Después del despertar del Buda, dudó en difundir el vasto conocimiento que había adquirido con los demás. Pensó que los humanos no apreciarían sus enseñanzas por estar abrumado por la ignorancia, la codicia y el odio. Sin embargo, el dios Brahma lo persuadió para que enseñara, alegando que algunos humanos entenderían el significado detrás de sus palabras.

Mientras el Buda viajaba, enseñó dos filosofías principales: las Cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero, que llamó el Camino Medio entre la indulgencia sensual y la autocertificación. A continuación, hablaremos más sobre el octavo camino y lo que implica.

El octavo camino del budismo

1 – Comprensión correcta:

Este aspecto de la vida se trata de ver el mundo con claridad, no renunciar al pesimismo, el optimismo o el idealismo. En cambio, deberíamos ver el mundo tal como es, no como lo percibimos o queremos que sea. En esta práctica, Buda enfatizó la idea de que nuestras acciones tienen consecuencias, también conocidas como karma.

Declaró que los deseos insatisfechos y la vida equivocada atarían al hombre al ciclo del renacimiento a menos que pudiera vencerlos teniendo la visión correcta. Una vez que un hombre pueda liberar su mente y conciencia de la ilusión y los malentendidos derivados de la ignorancia, verá esta vida y todo su pasado.

2 – Intención correcta:

El segundo paso en el camino del octavo, intento correcto, consiste en seguir el camino espiritual con pasión y vigor. Significa eliminar todos los deseos excepto la iluminación, sabiendo que todos y todo eventualmente desaparecerán en la fuente de todo. Por lo tanto, no debemos apegarnos a nada en esta Tierra. En cambio, renunciar a todos los deseos eliminará el sufrimiento y la mala voluntad, lo que causa más karma.

La comprensión correcta elimina la ignorancia, mientras que la intención correcta quita las semillas del deseo. Estar apegado a cualquier cosa causa sufrimiento debido a su impermanencia, por lo tanto, el budismo nos enseña a trascender los deseos mundanos.

3 – Discurso correcto:

El budismo define el discurso correcto como «abstenerse de mentir, del lenguaje divisivo, del lenguaje ofensivo y la charla ociosa». Todas las palabras llevan energía con ellas y los cuatro tipos de discurso que hemos mencionado tienen consecuencias negativas. Por lo tanto, siempre debemos tratar de hablar con calma y elegir nuestras palabras con cuidado.

Hablar desde un lugar de amor incondicional y compasión nos permitirá emitir buena energía. Comunicarse cuidadosamente con el espíritu de consideración y aceptación puede unir a las personas y sanar las tensiones, por lo que siempre debemos hablar conscientemente.

4 – Acción correcta:

Como cada acción y cada palabra pueden traer karma bueno o malo, nunca debemos infligir dolor o daño a otros. La acción correcta significa vivir éticamente, considerando el bienestar y la felicidad de los demás con cada movimiento que hacemos.

Esta enseñanza incluye abstenerse de acciones nocivas como robar y dañar a otros y cumplir las promesas que hacemos a los demás.

Buda estableció cinco preceptos a seguir con la acción correcta: no matar, robar, mentir, evitar comportamientos ilegales y no tomar drogas u otras sustancias tóxicas. La acción correcta también incluye el cuidado de la Tierra para que las generaciones futuras puedan vivir cómodamente y en armonía con su entorno.

5 – Medios de subsistencia adecuados:

Su línea de trabajo debe ayudarlo a progresar en su camino espiritual, por lo que debe elegir algo que respete toda su vida. Si su línea de trabajo de alguna manera causa dolor a otros, obstaculizará su progreso espiritual. Buda desalentó cualquier tipo de trabajo relacionado con drogas o alcohol, involucra armas o daña a animales y humanos. Alentó cualquier trabajo que enriquezca la vida de los demás, como el servicio comunitario.

6 – Esfuerzo correcto:

Este concepto significa cultivar la mentalidad correcta para que pueda realizar las acciones correctas. Implica generar estados saludables como la paz y el amor y trabajar para prevenir estados no saludables como la pereza, la mala voluntad, la inquietud y los pensamientos sensuales. Los sentimientos de ira, resentimiento y odio también deben ser eliminados.

7 – Atención plena correcta:

Esto significa ser plenamente consciente del momento presente, poniendo toda la atención en la tarea a realizar. Significa ser transparente y no distraerse, no permitir que los pensamientos o sentimientos perturben la paz interior. Al practicar la conciencia, cualquier deseo comenzará a disolverse, ayudando a la persona a expandir su conciencia. Tener una mente clara y enfocada te permite ver la realidad más claramente y trascender el ego.

8 – Concentración correcta:

Esto significa unificar la mente a través de la concentración y la meditación. Teniendo una sensación de concentración unívoca y renunciando a los deseos de los sentidos, uno puede entrar en un estado de vacío y nada en lo que la mente finalmente se libere. Uno pensaría que abandonar el mundo causaría un gran sufrimiento y dolor, pero muchos renunciantes han hablado de la inmensa alegría y paz que proviene de esta práctica.

Cómo el budismo mejora tu vida

Así que ahora que hemos pasado el octavo camino, aquí hay algunas formas en que puede mejorar su vida:

1 – Más paz interior.

Al seguir el octavo camino, obtendrás tranquilidad interior y una mayor resolución. Renunciar a los deseos puede parecer difícil al principio, pero con el tiempo apreciará la simplicidad de la vida.

2 – Mejor autocomprensión.

La meditación y la expansión de la conciencia hacia los demás te ayudarán a comprenderte a ti mismo y a tu dharma, o al propósito de la vida, mucho mejor.

3 – Mayor compasión por los demás.

Buda enfatizó considerar a los demás en el camino óctuple, porque todos venimos de la misma conciencia. Por lo tanto, todos debemos tratarlos con amabilidad y compasión.

4 – Mejora del autocontrol.

A medida que se abstenga de complacer sus sentidos, su autocontrol y fuerza de voluntad mejorarán drásticamente.

5 – Claridad mental.

Sin la charla mental formada por los deseos, puedes ver la vida y las respuestas al universo más claramente. Con el tiempo, esto puede conducir a la liberación total con suficiente concentración y un deseo de libertad.

Reflexiones finales sobre el octavo camino del budismo.

No tienes que seguir el budismo para mejorar tu vida con el octavo camino. Cualquiera puede seguir estas enseñanzas y lograr una mayor paz interior, autocontrol, claridad mental, compasión y sabiduría. Se necesita mucha dedicación, pero hacer que la liberación al final valga la pena.

Author

Share