Prevención de diabetes gestacional

Author

Categories

Share


Considere estos consejos para reducir el riesgo de diabetes gestacional.

Si bien el embarazo puede ser uno de los momentos más sorprendentes y conmovedores en la vida de una madre, las complicaciones que ocurren en el camino pueden hacer que el viaje sea más estresante y laborioso. Por ejemplo, las mujeres que desarrollan diabetes gestacional durante el transporte deben prestar más atención a sus hábitos de estilo de vida para garantizar su propia salud y bienestar para su bebé recién nacido.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, del 2 al 10 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos desarrollan diabetes durante el embarazo. La diabetes gestacional ocurre cuando las mujeres desarrollan niveles altos de glucosa en sangre durante el transporte y no pueden mantenerlas solas. Si bien se desconoce la causa, se dice que un desequilibrio de hormonas causa resistencia a la insulina, lo que conduce a hiperglucemia.

Síntomas y complicaciones
Según la Asociación Estadounidense del Embarazo, algunos de los signos y síntomas comunes de diabetes gestacional incluyen sed inusual, micción frecuente, fatiga, náuseas, visión borrosa e infecciones frecuentes de la piel, la vejiga o la vagina. Dentro de las 24 a 28 semanas de su embarazo, se realizará una prueba de glucosa que evalúa el azúcar en la orina o la sangre para revelar si tiene diabetes gestacional.

Si la prueba es positiva, el médico discutirá algunas de las complicaciones que pueden ocurrir después del parto. Éstas incluyen:

  • Desarrollo de diabetes tipo 2. Casi el 50% de las mujeres con diabetes gestacional desarrollarán tipo 2 más adelante en la vida.
  • Gran peso al nacer. Es más probable que su bebé pese 9 libras o más al nacer, lo que puede hacer que el parto sea más complicado.
  • Nacimiento prematuro. Su bebé puede nacer temprano, lo que puede causar problemas de salud.

Comprender cómo lidiar con la diabetes gestacional, o prevenirla en todas partes, es la clave para las futuras mamás.

Prevención de diabetes gestacional
Si bien se desconoce la causa de la diabetes gestacional, hay formas en que las mujeres embarazadas pueden reducir la posibilidad de desarrollar esta afección. Considere los siguientes consejos:

1. Bajar de peso antes del embarazo
¿Sabía que tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional si tiene sobrepeso antes de quedar embarazada? Si planea formar una familia en el futuro cercano, intente perder peso. Esta es una manera fácil de reducir complicaciones durante el embarazo y después del parto.

Mujer embarazada haciendo yogaEl yoga es una excelente opción para las mujeres durante el embarazo.

2. Manténgase activo durante el transporte
Muchas mujeres suponen que, dado que llevan un bebé, no deben continuar siguiendo un régimen de ejercicios. Esto es falso! Mantenerse físicamente activo no solo mantiene su cuerpo sano y en forma, al tiempo que reduce el riesgo de desarrollar diabetes gestacional, sino que también contribuye al bienestar del bebé. El ejercicio intenso puede ser demasiado difícil durante el embarazo, pero eso no significa que tenga que dejar de hacer ejercicio todos juntos. Hay muchas opciones moderadas que puedes seguir entrenando por hasta nueve meses. Yoga, natación, ciclismo y caminata son algunas de las actividades físicas que las mujeres embarazadas encuentran útiles y cómodas durante el transporte. Solo apunta a 30 minutos de entrenamiento todos los días.

3. Sigue una dieta basada en plantas
Hay otro mito que viene con el embarazo: poder comer lo que quieras, cuando quieras. Esto simplemente no es el caso. Sí, debe aumentar de peso para proporcionar nutrientes a su bebé en crecimiento, pero debe provenir de alimentos saludables, no de calorías vacías.

En lugar de llenar tu rostro con grasas saturadas y azúcares refinados que pueden conducir a la diabetes gestacional, prueba un plan de alimentos a base de plantas. La dieta aleluya consiste en frutas crudas, verduras, semillas, nueces y granos integrales que son perfectamente capaces de proporcionar las vitaminas y nutrientes que usted y su bebé necesitan para prosperar.

Para obtener más información sobre cómo comer bien durante el embarazo, lea el libro de Olin Idol «Embarazo, niños y dieta de Alleluja».

Author

Share